Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 1 mayo 2007

La cita, II

– Bueno, son las 12:00 pm, el Diego te embarcó. ¿Qué vas a hacer? Aparte de patalear, claro está… –

– Yo no estoy pataleando! –

– Es porque no te has resignado, pero patalearás, estoy seguro… –

– No te burles, Alan… Y obviamente no me he resignado… La noche es joven, aun puede llegar. –

– Si, puede llegar… Borracho a las tres de la mañana a vomitarte la alfombra… –

– ¿Tú que sabes? Ni siquiera lo conoces… –

– Verónica, lo triste del asunto es que ni siquiera necesito conocerlo! Durante mucho tiempo fui como él, tú lo sabes… –

– Pero hay excepciones! –

– ¿Qué clase de excepción puede ser un tipo que se olvida de tu nombre cuatro veces durante la misma conversación? –

– No debí darte tantos detalles de lo que hablamos… –

– “Ay si, que desgracia, Alan tiene razon, así que ahora no le contaré nada… Claro, él es idiota y no se da cuenta de las cosas…” Niña, yo te conozco DESDE QUE NACISTE. Nada más con ver la cara que tenías cuando el tipo casi te dejó hablando sola ésta mañana pude haber sabido lo que te había dicho. –

– Por dios! ¿Desde cuando eres psíquico? No exageres tanto. –

– No soy psíquico, pero yo era exactamente como él. Es predecible lo que va a ocurrir entre ustedes… –

– Entonces déjame que me equivoque y no me atormentes con tus paranoias. –

– Ah, claro… Como igual vas a llegar a mi casa llorando te da igual si te aconsejo ó no. Bueno, está bien, no te diré más nada. Allá tú… –

– No sabes el favor que me haces dejando de insistirme con ese asunto… Eres demasiado fastidioso. –

– Te insisto porque te quiero, y no quiero que ese tipo te haga daño. Además, sabes que si fuese al revés y el que anduviese saliendo con una loca fuese yo, tú también me aconsejarías. –

– Te aconsejaría pero te dejaría hacer lo que te diera la gana… Después de todo es tu vida, ¿no? –

– Yo nunca te he prohibido nada… Es más, en el fondo me importaría un pito lo que pudiera hacerte el Diego ese si tú no estuvieses enamorada de él, porque todos sabemos la clase de “tipazos” con los que te has enredado… –

– No te quejes, tú tambien has salido con unas “cosas”… –

– Está repicando tu teléfono. esa debe ser Oriana para decirte que Diego se fue con unas gatitas para un hotel, jaja. –

Ojalá sea Diego, ojalá sea Diego…

– Aló. –

– ¿Estás lista? –

– ¿Quien habla? –

– Diego. ¿Estás lista? –

– Claro!! –

– Bueno, voy saliend a tu casa. –

Lo sabía!! Sabía que Diego no me iba a embarcar!! Claro, ¿quien podría embarcarme a mi?

– ¿Quien era? –

– Era Diego, ya viene. –

– ¿En serio? –

– Claro que es en serio!! –

– Milagro!! Milagro!! Ya vengo, voy a la cocina a encender una vela para los santos, esto es increíble… –

– No te burles. –

– En el fondo me alegro. No me gusta verte patalear. Y bueno, deberías retocarte, yo voy a ver televisión. –

– ¿No vas a desearme suerte? –

– ¿La irresistible Verónica la necesita? –

– Hoy si, Alan. Hoy si… –

Read Full Post »